Hora de salida: 9:30 aproximadamente
Hora de vuelta: 17:00 aproximadamente
Tiempo de bus, ida y vuelta: 3h aproximadamente
Tiempo de sendero: 3h aproximadamente
Distancia: 7,5 km
Dificultad: baja/media
Ascenso acumulado: 280 m
Descenso acumulado: 490 m

Actividad adicional: Visita al Centro del Portillo

Ref.: SAT-1 (20.03.2021)
Precio: 35€/persona

[two_third padding=”0 0 0 0″][/two_third]

[one_third_last padding=”35px 0 0 6px”]

[/one_third_last]

Un bosque de rocas antiguas

Esta es una ruta de poco desnivel dirigida a todos los públicos y muy recomendable para empaparse de la flora y fauna más distintivas del Parque Nacional del Teide. Vas a ver aves como el alcaudón (ligeros pajarillos que se pirran por los insectos) y escarabajos como la pimelia (chiquititos, negros y barrigones).

La piedra pómez, la misma que se utiliza en pedicura para eliminar durezas, la hay aquí pero en cantidades industriales; de hecho, la pumita (nombre oficial de esa ceniza volcánica compactada) es la esencia de la llanura que se recorre, llamada Cañada de los Guancheros.

Como especies vegetales dominantes están la retama o la hierba pajonera, unos luminosos arbustos de flores blancas y amarillas —respectivamente— de curiosas formas semiesféricas.

Contrastan con las tonalidades cobrizas de La Fortaleza, la mole de montaña que quedó en pie mientras el antiguo Edificio Cañadas se desmoronaba. Al jolgorio de colores se añade el verde de los pinos canarios y los cedros.